pescadería benetusser congelados

Tapeo marinero en frío

Recetas, Recomendaciones

A veces tenemos algún pequeño evento en casa, con familia y amigos, y no siempre nos apetece estar toda la velada cocinando. Os dejo unas ideas que suelo utilizar para agilizar la preparación, quedando como buenos anfitriones y sin matar al comensal de hambre.

La mejor forma de organizarse es seleccionar productos de calidad, con una mínima elaboración pero con un resultado final espectacular. En este caso, os hablo de tapas templadas o frías, por las que ni siquiera nos tenemos que preocupar por calentar.

Tartaletas de salmón ahumado

Tartaletas son tartaletas. En este caso no nos valdrán las tostas, ya que estamos hablando de una preparación previa y las tostas tienden a hacerse blandas. Sin embargo las tartaletas siguen crujientes aunque pasen varias horas hechas.

La receta es facil. Tartaleta, relleno guacamole, un trocito generoso de salmón ahumado y una rodajita de limón.

Si no te gusta la combinación, también puedes usar queso de untar, langostinos cocidos y sucedáneo de caviar.

Son unos bocaditos deliciosos, que incluso se pueden elaborar junto con los niños por su facilidad y rapidez de elaboración.

Pulpo a la gallega

Este plato, originalmente no es que sea muy rápido de elaborar, pero con los avances de hoy en día, lo podemos encontrar casi hecho.

En TÓTEM contamos con pulpo ya cocido, de máxima calidad, y que nos cuecen por encargo. Solo tendrás que llevarlo a casa, cortarlo, añadirle una patata cocida y aliñarlo con aceite de oliva y pimentón. Este plato se puede consumir a temperatura ambiente, en frío o ligeramente caliente.

Boquerones en vinagre

Limpiar y curar unos buenos boquerones del mediterráneo no es tarea difícil, pero menos aun si te lo dan hecho. En TÓTEM elaboramos de manera artesanal los boquerones y eso se nota. Los traemos frescos, los limpiamos, fileteamos y dejamos en vinagre y sal. Una vez curados y después de congelarlos, tal y como nos indica Sanidad, se descongelan y los bañamos en aceite para luego añadir el picadillo; también casero, de aceite, ajo y perejil. Visualmente ya se puede apreciar que son un bocado espectacular.

Brochetas de langostino y piña

Si queremos dar un toque de originalidad, tanto en el sabor, como en el aspecto visual, podemos recurrir a estas broquetas. Solo tenemos que pinchar alternativamente unos buenos langostinos cocidos y unos trocitos de piña.

Los langostinos los podemos cocer en casa o podemos comprarlos ya cocidos. En TÓTEM trabajamos con un langostino que nos cuecen en Algemesí, Valencia. La frescura y la calidad de estos langostinos son dignos de probar (y de combinar con piña)

Culmina el plato, si quieres, añadiendo salsa rosa, que le va mucho a esta mezcla de sabores.

¿Te atreves? Déjanos tus ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s